Fantasías y exploración, Sexo

Dominar a tu mujer o novia: ¿Por dónde empezar?

/

por Vanessa Charles

/

Sin comentarios

No siempre es fácil saber cómo dominar a tu mujer o a tu novia. Hay mucho que tener en cuenta y es fácil perderse en los detalles. Este artículo te dará las nociones básicas para empezar a tomar el control de tu relación y convertirte en el dominante que siempre has querido ser.

Dominar a tu mujer o novia: ¿Por dónde empezar?

¿Quieres dominarla, pero aún no se lo has dicho?

¿Quieres dominar a tu mujer o novia pero aún no se lo has dicho? Es importante que te lo pienses bien antes de hablarlo con ella, porque hay varias formas de hacerlo, y algunas pueden ser más eficaces que otras.

Empieza por hacerle entender que quieres tomar las riendas de la situación y que quieres que te deje hacerlo. Puede ser más fácil decirlo que hacerlo, pero es importante ser claro y directo en tus exigencias. Puedes explicarle que quieres tomar las riendas porque te sientes más realizado en ese papel, y que eso te permitiría cuidar mejor de ella.

Una vez que le hayas dejado claro tu deseo de dominación, será más fácil explicarle lo que esperas de ella. Es importante definir claramente los límites de tu dominación, para que ella sepa lo que puede esperar de ti, y lo que no debe esperar. Por ejemplo, si quieres un control total de la situación, puedes pedirle que se someta por completo a tus deseos y órdenes. Si prefieres una forma de dominación más suave, puedes pedirle que se pliegue a algunos de tus caprichos o que participe en juegos sexuales un poco más duros.

Una vez que hayas definido claramente los límites de tu dominación, será más fácil explicarle lo que esperas de ella. Es importante definir los límites de tu dominación, para que ella sepa lo que puede esperar de ti, y lo que no debe esperar. Por ejemplo, si quieres el control total de la situación, puedes pedirle que se someta por completo a tus deseos y órdenes. Si prefieres una forma de dominación más suave,

Hable de sus deseos y sentimientos

Si quieres tomar el control de tu relación y convertirte en el dominante, es importante que hables con tu pareja de tus deseos y sentimientos. Puede parecer obvio, pero a muchas personas les cuesta comunicar claramente lo que quieren y cómo se sienten. Si no sabes por dónde empezar, prueba a hacerle preguntas abiertas sobre lo que le gustaría hacer en la cama. Quizá te sorprenda descubrir que tiene fantasías parecidas a las tuyas. Una vez que tengas una idea de lo que le gusta, puedes empezar a decirle lo que te gustaría hacer.

Es importante recordar que la comunicación es la clave de una relación sana y equilibrada. Si ves que os cuesta comunicaros o que siempre estáis discutiendo, quizá sea el momento de acudir a un consejero o terapeuta.

Dominar a tu mujer o novia: ¿Por dónde empezar?

Está dispuesta a ser sumisa

No hay dos mujeres iguales, así que no hay una única forma de dominarlas. Dicho esto, si te apetece someter a tu pareja y tomar el control de la relación, aquí tienes algunos consejos sobre cómo hacerlo. En primer lugar, es importante que te comuniques bien con tu pareja. Si no dejas claros tus deseos e intenciones, le resultará difícil adivinar lo que realmente quieres. Háblale abiertamente de lo que quieres de ella y explícale lo que quieres de la relación. También es importante que le demuestres que te tomas en serio tu dominación. Si te muestras indeciso o vacilante, ella no se sentirá segura y no estará dispuesta a someterse a tus deseos. Una vez que hayas establecido una buena comunicación, es hora de pasar a la acción. Si quieres que tu pareja sea sumisa, es importante que seas proactivo y claro sobre lo que quieres de ella. No seas tímido; muéstrale lo que quieres que haga y exígele que lo haga. Si se niega o duda, no lo dudes; demuéstrale quién manda. Una vez que hayas tomado el mando, es importante que mantengas tu autoridad. Esto significa que no puedes dejar que tome decisiones o actúe sin tu permiso. Tienes que mantener el control y demostrarle quién manda. Si empieza a actuar de forma descontrolada o intenta tomarse libertades que tú no le permites, no dudes en ponerla en su sitio. Recuérdale quién manda y demuéstrale que no vas a tolerar nada que se salga del marco establecido.

No desea ser sometida

Dominar a una mujer o a una novia puede ser una experiencia muy excitante. Sin embargo, es importante entender lo que implica antes de empezar. En este artículo, veremos cómo dominar a tu mujer o novia.

En primer lugar, es importante entender qué significa dominación. Dominación significa tener el control total sobre alguien. Significa que tienes el poder de decidir lo que debe hacer, cuándo debe hacerlo y cómo debe hacerlo. Es una experiencia muy excitante porque te permite tomar el control de la situación y vivir tus fantasías más salvajes.

Sin embargo, es importante entender lo que implica antes de dar el paso. La dominación no es un juego y hay consecuencias a tener en cuenta. En primer lugar, tienes que estar seguro de que tu esposa o novia está realmente dispuesta a jugar al juego de la dominación. Si ella no se siente cómoda con la idea de ser sumisa, lo mejor es desistir de inmediato. Obligar a alguien a hacer algo que no quiere es violación, no dominación.

Además, la dominación puede ser una experiencia muy intensa emocionalmente y es importante hablarlo antes de empezar. Tenéis que estar seguros de que tenéis las mismas expectativas y de que estáis en la misma onda. Es fácil perderse en el juego y no saber dónde parar. Por eso es importante hablarlo antes y durante el juego para evitar malentendidos.

Por último, la dominación requiere mucha confianza entre vosotros. Tienes que confiar en ella para que te dé el control y confiar en que no abusará de ese poder. Si no confías en ella, o si tienes miedo de que no respete los límites que has establecido, lo mejor es rendirse de inmediato. La dominación es un juego peligroso y no debe jugarse a la ligera.

Antes de empezar a dominar a tu mujer o novia, es importante que averigües qué quieres conseguir adoptando este tipo de posturas. ¿Quieres simplemente una relación más equilibrada en la que tengas más control, o buscas ganar poder absoluto sobre tu pareja? Una vez que tengas una idea clara de lo que quieres, podrás empezar a aplicar los cambios necesarios en tu relación.

PREGUNTAS FRECUENTES

1. ¿Qué significa dominar a tu mujer o novia?

Mucha gente tiene ideas equivocadas sobre lo que realmente significa dominar a tu mujer o novia. La dominación no tiene nada que ver con la violencia física o con ser un "chico malo". La dominación es el arte de ser un líder y tomar el control de la situación. Significa que eres tú quien toma las decisiones y tienes el control de la relación. No significa que tengas el control sobre tu mujer o novia, sino que eres tú quien manda en la relación.

2. ¿Por qué es importante dominar a tu mujer o novia?

Es importante dominar a tu mujer o novia porque ayuda a construir una relación equilibrada y sólida. En una relación en la que un miembro de la pareja es dominado por el otro, suele haber un sentimiento de insatisfacción y frustración. Cuando tomas el control y dominas a tu esposa o novia, creas un sentimiento de excitación y satisfacción en ella. Hace que se sienta querida y deseada, y refuerza el vínculo entre vosotros.

3. ¿Cómo puedo empezar a dominar a mi mujer o novia?

Hay muchas formas de empezar a dominar a tu mujer o novia. En primer lugar, puedes empezar tomando el control de la situación. Toma las decisiones y demuéstrale que eres el líder. Después, puedes intentar tomar el control de su cuerpo. Tócala y acaríciala cuando te apetezca. Por último, toma el control de su mente mostrándole lo que quieres que haga. Pregúntale qué quiere y dile qué quieres que haga.

4. ¿Qué debo hacer si mi esposa o novia no quiere ser dominada?

Si tu mujer o novia no quiere ser dominada, puedes hacer dos cosas. En primer lugar, puedes intentar explicarle lo que significa realmente ser dominado. Mucha gente tiene ideas equivocadas sobre lo que significa y es importante hacerle entender lo que realmente implica. Luego puedes intentar mostrarle lo excitante que puede ser para ella. Háblale de lo que te gustaría hacer y muéstrale lo agradable que puede ser para ella.

Acerca de
Vanessa Charles

Amiga (muy) cercana de Cupido y verdadera amante de las relaciones de todo tipo, soy la editora principal de Give Me Date. Respondo a tus preguntas sobre la pareja, la sexualidad y las citas y pruebo los sitios de citas para darte una opinión subjetiva sobre cómo encontrar el amor o conocer gente.

Deja un comentario