Fantasías y exploración, Sexo

Mi mujer es una libertina: ¿cómo aceptarlo?

/

por Vanessa Charles

/

Sin comentarios

Aceptar a una pareja promiscua puede ser difícil. Puede plantear dudas sobre la infidelidad y el respeto. Es importante hablar abiertamente con tu pareja y respetar los límites que te has marcado.

https://images.unsplash.com/photo-1510276113764-7ac28415a9ec?crop=entropy&cs=tinysrgb&fit=max&fm=jpg&ixid=MnwzMzAzMTV8MHwxfHNlYXJjaHwxMXx8cmVsYXRpb25zaGlwfGVufDB8MHx8fDE2NjcyOTk2Nzc&ixlib=rb-4.0.3&q=80&w=1080

No aceptas que tu mujer sea una libertina y eso es complicado

Tienes pareja y has descubierto que tu mujer es una libertina. Esto puede ser una auténtica bomba en tu relación y no sabes cómo aceptarlo. Pero es importante que lo pienses bien antes de tomar una decisión, porque podría tener graves consecuencias para tu relación.

En primer lugar, es importante entender qué es un libertino. Un libertino es una persona que disfruta del sexo y de las relaciones sexuales sin ataduras. Suelen ser de mente abierta y les gusta experimentar cosas nuevas. No son personas que intenten ocultar o mentir a sus parejas.

Si no puedes aceptar que tu mujer sea libertina, puede ser muy complicado para vuestra relación. Te arriesgas a sentirte celoso y posesivo, lo que no es nada saludable para vuestra relación. Es más, si intentas controlar a tu mujer, ella se sentirá asfixiada y acabará dejándote.

Por eso es importante pensárselo bien antes de tomar cualquier decisión. Si estás seguro de que no puedes aceptar que tu mujer sea promiscua, quizá lo mejor sea poner fin a la relación antes de que sea irreparable. Sin embargo, si estás dispuesto a aceptar que tu mujer sea promiscua, tendrás que aprender a gestionar tus celos y a confiar en ella.

photo 1601758003122 53c40e686a19?crop=entropy&cs=tinysrgb&fit=max&fm=jpg&ixid=MnwzMzAzMTV8MHwxfHNlYXJjaHwxMHx8cmVsYXRpb25zaGlwfGVufDB8MHx8fDE2NjcyOTk2Nzc&ixlib=rb 4.0

Aceptas la forma de pensar de tu mujer

El título de la sección es "Acepta la forma de pensar de tu mujer". En esta sección aprenderás a aceptar el hecho de que tu mujer es una libertina. Debes comprender que no es una elección fácil para ella y que es algo que ha decidido hacer. No puedes impedir que piense como piensa, pero puedes demostrarle que la aceptas y la quieres.

También eres un libertino: ¡aprovéchalo!

Tu mujer es una libertina y lo aceptas. Tú también eres un libertino y lo disfrutas. Tu mujer es una libertina y lo aceptas. Tú también eres libertino y lo disfrutas. Esto significa que eres abierto de mente, tolerante y sexualmente activo. Las tres cosas son muy importantes en el mundo libertino. La tolerancia es necesaria porque las personas son diferentes y tienen deseos distintos. El sexo es importante porque es uno de los principales objetivos del mundo libertino. La apertura de mente también es muy importante porque hay mucho que aprender y explorar en este mundo.

El mundo libertino es muy abierto. Hay muchos clubes, bares y restaurantes libertinos. También hay saunas, hoteles y complejos turísticos libertinos. Incluso hay cruceros libertinos. Todas estas cosas están pensadas para que la gente se conozca, socialice y practique sexo. El mundo libertino está abierto a todo el mundo, sea cual sea su orientación sexual o su edad.

Si tú y tu mujer sois libertinos, hay muchas cosas que podéis hacer juntos. Podéis ir a clubes, bares, restaurantes y saunas libertinos. También podéis hacer cruceros y vacaciones libertinas. Hay tanto que hacer en el mundo libertino que nunca te quedarás sin ideas.

Hay algunas reglas que debes seguir si eres nuevo en el mundo del libertinaje. La primera es pedir siempre permiso antes de tocar a alguien. La segunda es no obligar nunca a nadie a hacer algo que no quiera. La tercera regla es respetar la intimidad de los demás. Si respetas estas tres reglas, te divertirás mucho en el mundo del libertinaje.

El hecho de que tu mujer sea promiscua puede ser difícil de aceptar, pero no significa que vuestra relación tenga que terminar. Hay cosas que puedes hacer para aprender a aceptar su libertad sexual e incluso disfrutarla. Habla con tu mujer e intenta comprender lo que le gusta y lo que no. También puedes plantearte convertirte tú mismo en un libertino. Esto te ayudará a entender mejor cómo se siente tu mujer y os permitirá compartir juntos una experiencia única.

PREGUNTAS FRECUENTES

1. ¿Qué significa ser libertino?

Según el diccionario, ser libertino significa "vivir según las propias leyes, al margen de la moral común". Un libertino es alguien que ama la libertad y no pone límites a sus elecciones o acciones. Esto puede significar una vida sexual desenfrenada, pero no necesariamente.

2. ¿Por qué mi mujer es una libertina?

No hay ninguna razón particular para ello, es una orientación sexual como cualquier otra. Algunas parejas son perfectamente felices si uno de ellos es libertino, y eso no plantea ningún problema en particular.

3. ¿Son infieles todas las mujeres libertinas?

No, esto no es un requisito. Las mujeres libertinas pueden tener relaciones sexuales con varias parejas, pero esto no significa que sean infieles.

4. ¿Cómo puedo aceptar que mi mujer sea promiscua?

Es una cuestión de tolerancia y apertura mental. Si eres abierto de mente y tolerante, no tendrás ningún problema en aceptar que tu mujer es una libertina.

5. ¿Cuáles son los riesgos de ser libertino?

Ser libertino puede entrañar riesgos, sobre todo el de contraer ETS o quedar embarazada sin desearlo. Por eso es importante tomar todas las precauciones necesarias si quieres disfrutar de una vida sexual desenfrenada.

Acerca de
Vanessa Charles

Amiga (muy) cercana de Cupido y verdadera amante de las relaciones de todo tipo, soy la editora principal de Give Me Date. Respondo a tus preguntas sobre la pareja, la sexualidad y las citas y pruebo los sitios de citas para darte una opinión subjetiva sobre cómo encontrar el amor o conocer gente.

Deja un comentario